ALERGIA OCULAR

La alergia ocular es un problema común en niños, asociado a menudo al asma, la rinitis alérgica y la dermatitis atópica. Una comezón acentuada, irritación e inflamación de ambos ojos generalmente crónica y que se relaciona con los cambios estacionales del año son características de la enfermedad ocular de origen alérgico.

Puede acompañarse de síntomas como lagrimeo, sensación de ardor o quemazón y fotofobia (intolerancia anormal a la luz).

Tenemos 3 tipos específicos de alergia ocular:

-Conjuntivitis alérgica. Es una afectación estacional que aparece en la primavera y el otoño y desencadenada generalmente por los pólenes de las flores, las malezas y los árboles.

-Queratoconjuntivitis vernal. Suele darse en primavera y otoño. Aparece en dos formas, palpebral y bulbar, dependiendo de que superficie conjuntival se afecte. El síntoma predominante es la comezón intensa, fotofobia, parpadeo frecuente y sensación de cuerpo extraño.

-Queratoconjuntivitis atópica. Aparece en personas atópicas con tendencia a presentar reacciones de hipersensibilidad como el asma o la dermatitis atópica, no es estacional.

El tratamiento más eficaz es eliminar los alérgenos causales del ambiente del paciente. Los colirios son el tratamiento preferido en la mayoría de los pacientes.

Siempre consulta a tu oftalmólogo ante cualquier sintomatología, recuerda no automedicarte.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados